Redacción Cáritas de Monterrey
Redacción Cáritas de Monterrey
Ver artículos

La caridad está al alcance de todos, solo es que nos decidamos a ponerla en práctica.

¿Recuerdas cuándo fue la última ocasión en la que hiciste actos de caridad? ¿Qué te motivó a hacerlo? ¿Y por qué no has continuado realizando otros? Basta con mirar a tu alrededor para que te des cuenta que la necesidad es mucha.

La caridad puede tener varias caras

  • Limosna
  • Alimentar al hambriento
  • Ver por los enfermos
  • Donar ropa o artículos
  • Ayudar en situaciones de riesgo
  • Educación

A esta lista se le pueden añadir muchas otras cosas, incluso más sencillas de dar. Seguramente, alguien de tu familia necesita un abrazo tuyo. También, a alguna amistad le vendría bien lo mismo. Probablemente, tu sonrisa podría alegrarle el día alguien. Confía en el poder que tienes: un saludo cordial, una palabra amable, una mirada… ¡cuentas con muchas maneras de hacer una diferencia en las vidas de otros!

Te presentamos algunos actos de caridad para que seas generoso regularmente, día con día

Sonríe

Contagia tu alegría. Una buena acción comienza siempre con una sonrisa. No podemos hacer buenas acciones todo el tiempo, a todas las personas, pero sí podemos iniciar conversaciones e interacciones con una sonrisa. ¡No te cuesta!

Agradece

Ser agradecidos es una fuente de felicidad. También, es bueno comunicarle a los demás que agradeces lo que obtienes de ellos. 

Ama y demuéstralo

El amor es un sentimiento que a todos nos gusta estarlo recordando, diles a tus seres queridos lo mucho que los quieres. Les hará bien que se los digas o demuestres cada día, aunque ya lo sepan.

Saluda alegremente

Tu vida se cruza con muchas otras diariamente. Hacer de esos pequeños momentos algo menos cotidiano, comenzando con un agradable saludo, será un regalo muy bien recibido.

Escucha

Todos necesitamos externar nuestras preocupaciones, así como lo que nos hace felices o lo que nos tiene tristes. Pero, lamentablemente, pocos saben escuchar. Un acto de caridad muy simple pero valiosísimo, puede ser nuestro tiempo y nuestra atención.

Ayuda cuando puedas

Hay pequeños momentos en el día en los que nos viene muy bien recibir un poco de ayuda. Si estás cerca de alguien en uno de esos instantes, nada te costará abrir una puerta, solucionar una duda, brindar señales sobre cómo llegar a un lugar… ¡las posibilidades son muchas!

Mejora el humor de otros

Cuando pasamos por alguna dificultad, es bueno sentir que contamos con el apoyo de quienes nos rodean. Haz sentir ese apoyo, especialmente a quienes viven situaciones que los tienen desmotivados.

Alégrate por los logros de los demás

Continuamente, nuestros seres cercanos nos brindan razones para celebrarles un éxito o algo que hacen bien. Comunícalo, haz que una persona se sienta segura de ella misma por medio de tus palabras, porque éstas también pueden ser actos de caridad.

Pon a circular lo que ya no uses

Valora lo que tienes, pero también estima lo que podría ser de beneficio para alguien necesitado. Despréndete de aquello que solo te haga espacio, no por ser tuyo debes conservarlo. ¡Que esas cosas circulen y obtengan nueva vida!

Presta atención a las personas con quienes vives

Los actos de caridad cotidianos pueden comenzar con las personas con quienes más compartimos nuestro espacio o nuestro tiempo. Ten consideración, sé un buen compañero o compañera. Ayuda a limpiar, a tener un buen ambiente en el hogar.

No es difícil, es solo de que te decidas y tengas la actitud compasiva activa todo el día. Los actos de caridad no deben de ser esporádicos; más bien, deberíamos hacerlos lo más común del mundo. ¡A todos nos conviene!

Cómo ayudar

Un donativo mensual es una forma constante de lograr que miles de personas reciban alimento, consulta médica, medicamentos, albergue, educación, y muchos otros beneficios a los que no podemos ser indiferentes.

1 Selecciona la cantidad que deseas donar

  • $100
  • $300
  • $500

2 Ingresa tus datos de contacto

3 Ingresa los datos de tu tarjeta de crédito o débito

Pago Seguro

OTRAS FORMAS DE AYUDAR

Donación en especie

En Cáritas también recibimos tus donativos en especie que pueden ir desde alimentos, medicamentos, productos para el cuidado de la salud, por ejemplo: sillas de ruedas y muletas, así como también muebles, ropa y muchos artículos más en buen estado que pueden ser aprovechados para ayudar a nuestros hermanos más necesitados.

Quiero ayudar

Voluntariado

También puedes donar tu tiempo y conocimiento, ofreciendo tu servicio como voluntario en los programas y actividades que Cáritas de Monterrey realiza.

Quiero ser voluntario

Difusión de Cáritas en redes sociales

Una forma muy fácil de ayudar, es difundir la obra de Cáritas en redes sociales, síguenos y comparte nuestro contenido. Dejar la indiferencia es el primer paso para ayudar a los más necesitados. ¡Cáritas somos todos! [easy-followers hide_title="1" new_window="1" template="roundcolor" animation="pop" columns="4"]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies