Redacción Cáritas de Monterrey
Redacción Cáritas de Monterrey
Ver artículos

Muchos sentimos el llamado de servir a los demás, pero… ¿eso es suficiente para sentirnos filántropos? ¿O qué es lo que se requiere?

Primero, debes saber que el término filántropo viene de la etimología griega: “philos o filos” significa “amor” y “anthropos” significa “hombre”. Por lo tanto, un filántropo es alguien que ama a la especie humana.

La definición, entonces, es la de una persona que sin fines de lucro ni esperar nada a cambio, brinda amor a las personas, realizando obras a favor del bien común. Como dijo Platón, la filantropía es “un estado de buenas conductas emanadas por el amor a la humanidad”.

Ahora, ¿cómo saber si de verdad eres filántropo o filántropa?

Trata de responderte a estas 4 simples preguntas. Si para tres de ellas la respuesta es “sí”, considérate un filántropo.  

¿Has demostrado tu filantropía?

Puedes sentirlo, pero no es lo mismo que hacerlo o llevarlo más allá de las palabras. ¿Has compartido tus ideas con alguien? ¿Has escrito algo al respecto? ¿En tu infancia hiciste alguna labor social?

¿Has hecho trabajo de voluntariado?

No es raro que verdaderos filántropos comiencen por brindar su tiempo a otros, antes que su dinero. Muchas veces porque comienzan jóvenes y no cuentan con ingresos fijos, otras ocasiones es porque apenas comienzan a identificarse con una causa.

¿Has convencido a alguien para que se una a tu causa?

El filántropo comienza por su propia casa. Habla con pasión sobre lo que apoya, usa las redes sociales a su favor, etc. Concientiza, invita a realizar voluntariado, a eventos de recaudación de fondos, a hacer donativos y a educar a otros sobre el tema en cuestión.

¿Has realizado donativos?

Principalmente, hay dos formas de donar: en efectivo y en especie. La filantropía abarca diversos aspectos, y no importa tanto qué es lo que se brinde, sino el efecto de esos donativos. Los filántropos siempre buscarán lograr el mayor impacto posible.

La gratificación de dedicar energía, tiempo y amor a los otros, no tiene comparación.

Puedes llamarle como gustes: generosidad, altruismo, caridad, filantropía… ¡lo importante es que pongas el concepto en acción! ¿Cómo piensas demostrar que eres filántropo o filántropa?Donar de forma recurrente a Cáritas de Monterrey es una manera de hacerlo. ¡La mejor, porque ayudas dentro de tu misma comunidad! Solicita información sobre cómo puedes apoyar a los más desprotegidos a través de Cáritas de Monterrey.

Cómo ayudar

Un donativo mensual es una forma constante de lograr que miles de personas reciban alimento, consulta médica, medicamentos, albergue, educación, y muchos otros beneficios a los que no podemos ser indiferentes.

1 Selecciona la cantidad que deseas donar

  • $100
  • $300
  • $500

2 Ingresa tus datos de contacto

3 Ingresa los datos de tu tarjeta de crédito o débito

Pago Seguro

OTRAS FORMAS DE AYUDAR

Donación en especie

En Cáritas también recibimos tus donativos en especie que pueden ir desde alimentos, medicamentos, productos para el cuidado de la salud, por ejemplo: sillas de ruedas y muletas, así como también muebles, ropa y muchos artículos más en buen estado que pueden ser aprovechados para ayudar a nuestros hermanos más necesitados.

Quiero ayudar

Voluntariado

También puedes donar tu tiempo y conocimiento, ofreciendo tu servicio como voluntario en los programas y actividades que Cáritas de Monterrey realiza.

Quiero ser voluntario

Difusión de Cáritas en redes sociales

Una forma muy fácil de ayudar, es difundir la obra de Cáritas en redes sociales, síguenos y comparte nuestro contenido. Dejar la indiferencia es el primer paso para ayudar a los más necesitados. ¡Cáritas somos todos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies