Redacción Cáritas de Monterrey
Redacción Cáritas de Monterrey
Ver artículos

¿Sabías que existe un país que mide su desarrollo en función de la felicidad de sus habitantes? Parece el relato de un cuento, pero es una bella realidad. Bután, una pequeña nación entre China e India, con 700 mil habitantes, entendió hace 4 décadas que el flujo económico no puede ser el indicador principal de desarrollo de un país. No te resultará extraño ahora que haya sido Bután el país que inició la resolución ante la ONU para reconocer la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales, y la urgencia de que los gobiernos orienten sus acciones en conseguir la felicidad de sus pueblos de forma sostenible y equitativa. Por eso desde 2013 celebramos cada 20 de marzo el Día Internacional de la Felicidad.

Quizá sin este contexto el Día de la Felicidad te suene a un motivo más para gastar, o una celebración ambigua y carente de sentido. Pero la verdad es que tiene una carga social muy fuerte. La conmemoración del Día de la Felicidad es un llamado de la ONU a los gobiernos a recordar los 17 acuerdos de desarrollo sostenible, que contemplan tres grandes aspectos para garantizar el bienestar y la felicidad del mundo: poner fin a la pobreza, erradicar la desigualdad y conservar nuestro entorno.

Es cierto que cada persona tiene su propio concepto de felicidad

Algunos investigadores señalan que incluso hay una fuerte influencia de componentes genéticos y biológicos que determinan cómo sentimos la felicidad. Sin embargo, la iniciativa de Bután es hacer de la felicidad y el bienestar los indicadores de desarrollo social y económico, por encima del flujo de efectivo o la producción de recursos. Los gobiernos deben tomar consciencia de su responsabilidad como generadores de escenarios donde cada individuo se sienta respetado y seguro, donde su esfuerzo le permita lograr sus metas y además pueda desarrollarse en armonía con su medio ambiente. De eso se trata el Día de la Felicidad.

En Cáritas de Monterrey compartimos esta perspectiva de la ONU. Sabemos que todas las personas anhelamos ser felices.

Erradicar la pobreza es uno de los pilares en esta lucha por la equidad y la sostenibilidad. Nuestros programas y acciones giran en torno a esta misión.

Visita aquí el sitio web de Cáritas de Monterrey y descubre cómo ayudamos a que el Día de la Felicidad sea una realidad para más personas. ¡Tú puedes ser parte de este gran cambio con Cáritas de Monterrey!

Cómo ayudar

Un donativo mensual es una forma constante de lograr que miles de personas reciban alimento, consulta médica, medicamentos, albergue, educación, y muchos otros beneficios a los que no podemos ser indiferentes.

1 Selecciona la cantidad que deseas donar

  • $100
  • $300
  • $500

2 Ingresa tus datos de contacto

3 Ingresa los datos de tu tarjeta de crédito o débito

Pago Seguro

OTRAS FORMAS DE AYUDAR

Donación en especie

En Cáritas también recibimos tus donativos en especie que pueden ir desde alimentos, medicamentos, productos para el cuidado de la salud, por ejemplo: sillas de ruedas y muletas, así como también muebles, ropa y muchos artículos más en buen estado que pueden ser aprovechados para ayudar a nuestros hermanos más necesitados.

Quiero ayudar

Voluntariado

También puedes donar tu tiempo y conocimiento, ofreciendo tu servicio como voluntario en los programas y actividades que Cáritas de Monterrey realiza.

Quiero ser voluntario

Difusión de Cáritas en redes sociales

Una forma muy fácil de ayudar, es difundir la obra de Cáritas en redes sociales, síguenos y comparte nuestro contenido. Dejar la indiferencia es el primer paso para ayudar a los más necesitados. ¡Cáritas somos todos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies