Redacción Cáritas de Monterrey
Redacción Cáritas de Monterrey
Ver artículos

Todos los seres humanos compartimos temores, emociones y anhelos. Uno de ellos es alcanzar una conexión con lo divino. A lo largo de nuestra historia hemos intentado muchos caminos: rituales, mortificaciones, tipo de alimentación. Sin embargo, aquel que nos ha llevado más cerca de lo que nuestro corazón busca incansablemente es la experiencia real de los valores espirituales.

Los valores espirituales nos cuentan la evolución del ser humano durante su paso por este planeta. Son puertas que van abriéndose a cada persona conforme ésta avanza en su crecimiento interior. Es en la experiencia y reflexión de estos valores donde se encuentra la sabiduría que nos acerca a Dios, a la verdadera riqueza.

Para vivir estos valores espirituales y la sabiduría que contienen, no se requiere una característica en particular

Cualquier persona que anhele acercarse a Dios de manera natural comenzará a vivir estos valores espirituales; el único requisito es calmar la mente, desoír sus caprichos y egocentrismo para comenzar a escuchar nuestro corazón.

Como ejemplos de valores espirituales universales, están la armonía, la fe, la esperanza, el amor, la caridad y la gracia. Aunque cada uno representa una experiencia distinta, todos están conectados, y la vivencia de uno nos acerca al otro, enriqueciendo nuestra existencia.

La armonía permite expandir nuestra conciencia más allá de la realidad física. El espíritu se inunda de alegría y se prepara para recibir conocimientos de mayor profundidad. La esperanza nos mantiene ligados a Dios en la confianza. Por la esperanza sabemos que no estamos solos ante la adversidad y por tanto el camino se nos hace más llevadero. La fe es la conciencia de la existencia de Dios. Por la fe, reconocemos la presencia de Dios y este solo hecho transforma nuestra vida y surge el deseo de seguir sus enseñanzas y practicar otros valores espirituales.

Entre todos los valores espirituales, el de la caridad es el que implica un aprendizaje más profundo y muchas veces incómodo

Esto es porque para vivir la caridad, el ego debe ceder su lugar al espíritu. Por la caridad, nuestro espíritu rebasa al ego, y todos esos placeres y ambiciones materialistas dejan su lugar al anhelo de ayudar, de amar efectivamente a nuestros hermanos.

Por caridad entregamos algo que nos ha costado trabajo conseguir, no lo que nos sobra. Por caridad compartimos nuestro tiempo en labores que beneficien a otros. Y por caridad, estas ofrendas se vuelven desinteresadas, nos llenan de amor y de sabiduría divinos. La caridad es un valor espiritual universal, pero debe ser la cualidad distintiva de los católicos, pues en ella se encierran todas las enseñanzas de Jesús.

Cáritas de Monterrey es una organización católica que busca canalizar las obras de caridad al desarrollo humano de las personas en estado vulnerable y al crecimiento de comunidades que no cuentan con la calidad de vida que todos merecemos.

Tus obras de caridad te acercan a Dios y permiten a Cáritas de Monterrey seguir ayudando a todos nuestros hermanos, sin importar credo, raza, edad o género. Caminemos juntos en el camino de la caridad. Da clic en este enlace y descubre cómo puedes ayudar.

Cómo ayudar

Un donativo mensual es una forma constante de lograr que miles de personas reciban alimento, consulta médica, medicamentos, albergue, educación, y muchos otros beneficios a los que no podemos ser indiferentes.

1 Selecciona la cantidad que deseas donar

  • $100
  • $300
  • $500

2 Ingresa tus datos de contacto

3 Ingresa los datos de tu tarjeta de crédito o débito

Pago Seguro

OTRAS FORMAS DE AYUDAR

Donación en especie

En Cáritas también recibimos tus donativos en especie que pueden ir desde alimentos, medicamentos, productos para el cuidado de la salud, por ejemplo: sillas de ruedas y muletas, así como también muebles, ropa y muchos artículos más en buen estado que pueden ser aprovechados para ayudar a nuestros hermanos más necesitados.

Quiero ayudar

Voluntariado

También puedes donar tu tiempo y conocimiento, ofreciendo tu servicio como voluntario en los programas y actividades que Cáritas de Monterrey realiza.

Quiero ser voluntario

Difusión de Cáritas en redes sociales

Una forma muy fácil de ayudar, es difundir la obra de Cáritas en redes sociales, síguenos y comparte nuestro contenido. Dejar la indiferencia es el primer paso para ayudar a los más necesitados. ¡Cáritas somos todos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies