Espacios

La alimentación complementaria es aquella que se provee en la infancia, adicionalmente a la leche materna. Se trata de alimentos sólidos o líquidos que, como suplemento, evita retrasos en el desarrollo de niños y niñas, favoreciendo su crecimiento y su salud.

Un tema importante dentro de este tipo de alimentación es el tiempo, ya que ésta tiene que brindarse oportunamente.

Un infante tendrá necesidad de esta comida extra cuando requiera más nutrientes de los que la leche materna le está proveyendo. 

Por lo general, en condiciones normales, el momento oportuno para comenzar la alimentación complementaria de un bebé es a los seis meses de nacido y hasta los dos años o más. 

Lo anterior es debido a que el cuerpo humano tiene que llegar a un nivel de maduración que le permita recibir estos alimentos. Adelantar el consumo de estos nutrientes, además de que no daría ningún beneficio, incrementaría riesgos.

Inicia con la alimentación complementaria

Pero ¿con qué empezar la alimentación complementaria? dependiendo de la edad del niño o niña, ésta puede ofrecerse como:

  • Fórmula adaptada
  • Cereales, hortalizas, fruta, verdura, carne, aceite de oliva
  • Lácteos: leche entera, queso y yogurt

Si un infante no incrementa su nivel de nutrientes hasta el nivel que su desarrollo lo necesita, tendrá deficiencias físicas y sociales, entre otras, causadas por su desnutrición.

Ésta es la razón por la que es importante apoyar las intervenciones de alimentación realizadas por diversos organismos para combatir la desigualdad en la alimentación de los pequeños.

En Nuevo León, Cáritas de Monterrey y sus donantes forman una gran alianza para hacer que la alimentación complementaria llegue a niños y niñas de manera oportuna o, cuando menos, en un momento en el cual les evite mayores problemas de salud.

Gracias a los diversos programas del Banco de Alimentos de Cáritas de Monterrey, durante el 2019 se beneficiaron más de 230,000 personas.  

De esta manera, se cumple una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la cual consiste EN combinar el suministro de alimentos con la educación nutricional para lograr resultados de mayor impacto en las comunidades.

¿Quieres ser parte de ese impacto? Realiza un donativo recurrente en línea para apoyar este y otros programas de Cáritas de Monterrey.

Cómo ayudar

Un donativo mensual es una forma constante de lograr que miles de personas reciban alimento, consulta médica, medicamentos, albergue, educación, y muchos otros beneficios a los que no podemos ser indiferentes.

1 Selecciona la cantidad que deseas donar

  • $100
  • $300
  • $500

2 Ingresa tus datos de contacto

3 Ingresa los datos de tu tarjeta de crédito o débito

Pago Seguro

OTRAS FORMAS DE AYUDAR

Donación en especie

En Cáritas también recibimos tus donativos en especie que pueden ir desde alimentos, medicamentos, productos para el cuidado de la salud, por ejemplo: sillas de ruedas y muletas, así como también muebles, ropa y muchos artículos más en buen estado que pueden ser aprovechados para ayudar a nuestros hermanos más necesitados.

Quiero ayudar

Voluntariado

También puedes donar tu tiempo y conocimiento, ofreciendo tu servicio como voluntario en los programas y actividades que Cáritas de Monterrey realiza.

Quiero ser voluntario

Difusión de Cáritas en redes sociales

Una forma muy fácil de ayudar, es difundir la obra de Cáritas en redes sociales, síguenos y comparte nuestro contenido. Dejar la indiferencia es el primer paso para ayudar a los más necesitados. ¡Cáritas somos todos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies