Redacción Cáritas de Monterrey
Redacción Cáritas de Monterrey
Ver artículos

La compasión es el primer paso para lograr la transformación que muchas veces deseamos, dirigida a mejorar en algo la vida de los demás. Siempre podemos dar más de lo que imaginamos; sólo necesitamos conocer qué necesidades existen entre las personas, para así poder ayudarlas.

Un ejemplo es el de las personas que visitan grandes ciudades con el motivo de recibir la atención médica que en sus lugares de origen es imposible obtener. Para atender ciertas enfermedades, mucha gente llega a Monterrey, acompañada de familiares o personas allegadas, porque en esta ciudad y su área metropolitana, existen centros médicos que sí cuentan con la capacidad de atender sus padecimientos.

Esta capacidad significa tener personal especializado en esas afecciones, así como el equipo médico y tecnológico adecuado para ello. Cuando las familias tienen los suficientes recursos económicos, asisten a hospitales privados a cuidar de sus enfermos, mientras que los acompañantes pueden hospedarse en hoteles. Cuando la condición económica es precaria, y la salud débil, la situación se complica. ¿Qué alternativa tienen estas familias?

Probablemente tú sepas de casos de este tipo. Por eso, es importante que sepas que estas personas siempre contarán con un espacio de mucho apoyo en situaciones así de difíciles: la Posada del Peregrino de Cáritas de Monterrey.

Posada del Peregrino: una ayuda en los momentos de desesperación

La Posada del Peregrino de Cáritas de Monterrey es un albergue temporal abierto todo el año para recibir a pacientes y sus familiares que visitan la ciudad con fines de salud, quienes no pueden pagarse un hospedaje dado a que son de escasos recursos. Ésta es la única posibilidad con la que cuentan, ya que lo que se ha hecho anteriormente en estas situaciones, es dormir en pasillos de hospitales y clínicas, recepciones y salas de espera.

Además de alojamiento y servicios de regadera y lavandería, quienes acuden a la Posada del Peregrino contarán, durante su estancia, con alimentación, atención médica, psicológica y nutricional. En la mayoría de los casos, se trata de servicios que estas personas nunca habían recibido, y que son muy necesarios en los momentos difíciles por los que pasan. Así, la Posada del Peregrino de Cáritas de Monterrey es una amplia ayuda solidaria y compasiva, pero, sobre todo, completa.

Un ejemplo de cómo funciona este albergue temporal, así como La Divina Providencia, otra posada que Cáritas abrió en el año de 2017, es el caso de la señora Rufina, de 65 años. Procedente de Torreón, Coahuila, ella llegó a la Posada del Peregrino acompañada de su hijo José Alonso, solicitando alojamiento por dos meses aproximadamente, ya que recibirá tratamiento para atender su enfermedad: cáncer de mamá. Sin este apoyo, doña Rufina y su hijo estarían en una situación desesperanzadora y aún más difícil.

Al año, estos dos albergues de Cáritas atienden a casi 2 mil 500 personas, atención que involucra toda una infraestructura y logística posible sólo con la generosa ayuda de tantos donadores. El apoyo que la sociedad aporta a Cáritas se traduce en: raciones de alimentos preparados, servicios de lavandería, gestorías de casos, servicios de salud, apoyos de transporte, artículos de higiene personal y servicios de regadera, entre otros.

Cómo ayudar

Un donativo mensual es una forma constante de lograr que miles de personas reciban alimento, consulta médica, medicamentos, albergue, educación, y muchos otros beneficios a los que no podemos ser indiferentes.

1 Selecciona la cantidad que deseas donar

  • $100
  • $300
  • $500

2 Ingresa tus datos de contacto

3 Ingresa los datos de tu tarjeta de crédito o débito

Pago Seguro

OTRAS FORMAS DE AYUDAR

Donación en especie

En Cáritas también recibimos tus donativos en especie que pueden ir desde alimentos, medicamentos, productos para el cuidado de la salud, por ejemplo: sillas de ruedas y muletas, así como también muebles, ropa y muchos artículos más en buen estado que pueden ser aprovechados para ayudar a nuestros hermanos más necesitados.

Quiero ayudar

Voluntariado

También puedes donar tu tiempo y conocimiento, ofreciendo tu servicio como voluntario en los programas y actividades que Cáritas de Monterrey realiza.

Quiero ser voluntario

Difusión de Cáritas en redes sociales

Una forma muy fácil de ayudar, es difundir la obra de Cáritas en redes sociales, síguenos y comparte nuestro contenido. Dejar la indiferencia es el primer paso para ayudar a los más necesitados. ¡Cáritas somos todos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies